En todas las pirámides alimenticias que vemos en cualquier informe nos damos cuenta de que los frutos secos no quedan eliminados en una dieta de adelgazamiento y de hecho se recomiendan para dietas en las que la ingesta de proteínas son esenciales. De hecho la Agencia Española de Seguridad Alimentaria recomienda que los frutos secos se incluyan en una dieta sana y equilibrada.

No se debe prohibir ninguno, pues ninguno es bueno o malo en sí mismo, sino en función de la cantidad y frecuencia de consumo en relación a la circunstancia y tolerancia de quien los ingiere, los cuales no pueden preverse de una forma general.

QUE CANTIDAD DE FRUTOS SECOS DEBEMOS TOMAR EN UNA DIETA DE ADELGAZAMIENTO?

La cantidad recomendada no debe sobrepasar los 30 gramos, y es excelente para tomarlos en una de esas 2 comidas intermedias. A media mañana o a media tarde es muy fácil y cómodo llevar en el bolso un botecito con la dosis diaria. También nos hará beber más agua por lo que ayudará a tomar los dos litros que se recomiendan.

CUALES Y COMO DEBEN TOMARSE LOS FRUTOS SECOS PARA UNA DIETA DE ADELGAZAMIENTO?

Nueces, almendras, avellanas, piñones, pistachos, y otros muchos, variados o sólo un tipo son un aporte graso indispensable y muy saludable, tomándolos con cautela, pero si es posible, nunca fritos, también será un aporte proteínico muy recomendable. Pueden incorporarse a ensaladas y al desayuno.

Por otro lado, los frutos secos, no solamente se pueden incorporar a nuestra dieta de adelgazamiento, sino que también deben incorporarse a dietas de aumento de volumen, por ejemplo para deportistas. En este caso, al unir en nuestra dieta los cereales y los frutos secos, lógicamente en mayor cantidad, conseguiremos los resultados deseados.

En conclusión se entiende que una alimentación que no sea solo ligera, sino también completa y equilibrada será nuestro mejor modo de conseguir una pérdida de peso que nos permita mejorar tanto nuestro estado físico como anímico.